¡Alto a la discriminación!, Síndrome de Down no es una enfermedad, indican madres de familia

El pasado 12 de julio de 2021, a través de redes sociales fue difundida la noticia de un pequeño con Síndrome de Down que no fue convocado a su festival de fin de curso y únicamente le pidieron a los padres que enviarán una foto con su uniforme.

Esto ocurrió en Torreón, Coahuila. Aquí en Oaxaca, Gisela García Hernández, madre de un menor en esta condición, pide respeto para las personas con capacidades diferentes.

“Nos enteramos de la noticia y nos sentimos tristes porque en la nota decía que la mamá pasó por la escuela del niño y vio que estaba la graduación”, fueron las palabras de García Hernández al preguntarle sobre la noticia que causó indignación en internet.

“Hay gente que piensa que los niños (con Síndrome de Down) no van a lograr algo”, expresa la madre de familia y afirma que los menores pueden llegar a sentirse reprimidos e incluso, incomprendidos.

El estigma que impone la sociedad

“El enfermito, ¿cómo está tu hijo el enfermito?”, así es cómo afirma Gisela García que algunas personas se han referido a su hijo, a lo que ella contesta: “No, tiene una situación, una condición diferente”.

Afirma que las personas con esta condición genética viven situaciones complicadas, agravadas por aquellos sectores de la sociedad oaxaqueña que no cuentan con la suficiente información sobre el tema.

“Los niños con Síndrome de Dawn son personas con condiciones diferentes, pero no están enfermos”, expresa.

Considera que actualmente en Oaxaca, en el país y el mundo se libra una batalla en favor de los derechos de personas con preferencias sexuales distintas, también que abogan por el respeto hacia las diferentes formas de pensar, por lo que considera que también debe existir ese respeto para las personas con Trisomía 21.

Papel de las autoridades, relevante

El esposo de Gisela García, cuando se enteró que el pequeño nacería con esta condición genética, decidió informarse sobre el tema. Comenzó a consultar diversas páginas de internet, en donde se dio cuenta que países como España o Argentina tienen institutos dedicados a este sector de la población.

Gisela García asegura que este esfuerzo de las autoridades no es una realidad en México, puesto que en Oaxaca solo existe una asociación sobre el tema.

“En México los papás son los que deben buscar ayuda y apoyo, mientras en otro lado las condiciones son diferentes”, comenta. Declara a Noticias Voz e Imagen de Oaxaca que las autoridades podrían hacer más de lo que ya están haciendo en favor de las personas con capacidades diferentes.

El rechazo, conducta a eliminar

García Hernández relata que durante un viaje a la Ciudad de México, en la zona del centro, específicamente cerca de Palacio Nacional, le tocó sufrir rechazo por la condición de su hijo.

“Nos sentamos y llegó una señora ya grande con un niño. Nos sentamos a un metro y medio; se quedó viendo a mi hijo, de arriba a abajo y terminó llevándose al niño con el que venía. Volteaba a ver a mi hijo y se expresaba”, narró.

“Nos quedamos sorprendidos y tristes, porque mi hijo es un niño que no va a sentir ese rechazo”, pero considera que la actitud de la otra persona fue nociva y negativa.

No obstante, asegura que no todos se comportan de la misma manera. Pues le ha tocado que personas que transitan en la calle, saludan a su hijo, le hablan y le ayudan.

“La sociedad ya está viendo que somos diferentes y esta misma sociedad debe adaptarse a las nuevas condiciones”, afirma.

¿Un final feliz?

Romeo es el nombre del niño que no fue convocado por su maestra y director al festejo realizado por terminar el kínder en Torreón, Coahuila. Las redes sociales mostraron todo su apoyo a esta causa, a tal grado que le fue organizado un festejo.

El hijo de Gisela García, un menor con discapacidad, cursaba sus estudios de kínder en una escuela privada de la capital oaxaqueña. La madre del menor realiza una reflexión, pues afirma que tanto ella, como su esposo, se sienten contentos de que su hijo participe en las actividades de fin de curso.

Sin embargo, sabe que este es un camino de mucho compromiso que tendrá que recorrer, donde no todo será sencillo, pero para ella la satisfacción más grande es ver al pequeño con una sonrisa.

PARA SABER

El síndrome de Down es una afección en la que la persona tiene un cromosoma extra. Los cromosomas son pequeños “paquetes” de génes en el organismo. Determinan cómo se forma el cuerpo del bebé durante el embarazo y cómo funciona mientras se desarrolla en el vientre materno y después de nacer.

Por lo general, los bebés nacen con 46 cromosomas. Los bebés con síndrome de Down tienen una copia extra de uno de estos cromosomas: el cromosoma 21. El término médico de tener una copia extra de un cromosoma es ‘trisomía’…..

 

Leer la noticia completa

Fuente:  www.nvinoticias.com (Alexei García)


 


 

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Francisco Rodríguez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 1&1 que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.