Demandan a Universidad de Utah por discriminación a estudiante con síndrome de Down

Emily Arthur, una joven estudiante con síndrome de Down, soñó con ir a la Universidad y lo logró.

A través del programa Aggies Elevated participa de un programa de exploración de carreras y vida independiente, en la Universidad de Utah. Pero ahora la universidad la expulsó y la familia introdujo una demanda en contra de la institución.

Arthur quien se graduó de la Escuela Secundaria Corner Canyon en 2018, fue aceptada casi de inmediato en el programa Aggies Elevated; financiado por una subvención federal. Era una postulada provisional; por lo cual comenzó a participar en actividades que la condujeron a mudarse a una vivienda para estudiantes en el campus de la Universidad de Utah en Logan.

La demanda presentada por sus padres ante un tribunal federal; acusa a la Universidad Estatal de Utah de discriminar ilegalmente y expulsar a una estudiante con síndrome de Down durante su primer año de escolaridad; según reseña DeseretNews.

Amanda DeRito, portavoz de la Universidad Estatal de Utah, explicó que generalmente no se comenta sobre los litigios que se estén desarrollando; pero sí puede agregar que la demanda es preocupante en su “tergiversación de los hechos y en cómo retrata el programa Aggies Elevated”.

Historia

Inicialmente la demanda presentada ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Utah busca medidas cautelares y otros daños no especificados. Se basan en el argumento de que la Universidad sometió a Arthur a “discriminación intencional”, además de haberla “degradado, deshumanizado y humillado”.

Los padres de la estudiante con síndrome de Down explicaron que nunca se les dijo que Arthur no estaba preparada o no calificada para participar de la vida universitaria. Al contrario; la demanda reseña que los representantes del programa Aggies Elevated comentaron que un estudiante de segundo año sería asignado como compañero de residencia de Arthur.

Así como que un mentor la ayudaría a navegar por el campus; habría tutoría; y un iHome Google Mini instalado en su dormitorio “para ayudarla a mantener un horario, mantenerse en la tarea y vestirse adecuadamente para el clima”, describe la demanda.

Los padres aseguran que nada de eso pasó.

Quejas

Luego de que la estudiante con síndrome de Down mudó a su dormitorio y comenzó un curso; los padres recibieron un mensaje de texto de un asistente del profesor diciéndole que quienes brindaban instrucción y asistencia a los estudiantes no sabían “qué hacer” con Emily.

“Nunca habían tenido un estudiante con síndrome de Down, afirmó el asistente del profesor”, según reseña la demanda.

Ante los supuestos problemas de comportamiento de Arthur se les pidió a los padres que la estudiante cumpliera con un contrato de comportamiento; de lo contrario podría resultar en la expulsión.

Los padres cuentan en la demanda que, en esa reunión con los funcionarios del programa; se les comunicó que su hija no estaba lista para la universidad: que no pudo llegar a clase a tiempo, y que la habían sacado de un baile de la escuela por bailar inapropiadamente.

Universidad de Utah

Luego de eso, la situación se puso peor y la madre de la estudiante con síndrome de Down recibió una llamada en la que le dijeron que; “Emily supuestamente era un peligro para sí misma, estaba en peligro de ser ‘arrastrada debajo de una escalera’ por un depredador”. Por esa razón la sacaron sin previo aviso la sacó del programa, dice la demanda….

 

Leer la noticia completa

Fuente:  utahlatinanews.com/ (Dayana Fernandez)


 


themoneytizer id=”20219-28″]

 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Francisco Rodríguez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios 1&1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.