El síndrome de Down no es impedimento para que Salomé practique BMX

Se autodefine como toda una campeona de BMX en Medellín.

Esta es su historia.

Salomé es la última en cruzar la línea de meta. Pero eso no le importa. Ella siempre dice que ganó.

En la pista de bicicrós de Santa Fe de Antioquia la niña se encontraba en el punto de partida. Era la segunda vuelta del campeonato de semilleros de la Copa Antioquia.

Las barandas se fueron abajo y los ciclistas empezaron a pedalear. Los 8 competidores corrían por los montículos de arena. Pero en las gradas había preocupación.

“La pista estaba muy alta y temía porque mi niña se cayera. Ella había corrido en todos los circuitos de Antioquia, pero esa era la primera vez que se enfrentaba a uno de estas características”, relata Betsy Agudelo, madre de la corredora número “10”.

Entonces, el presentimiento se hizo real. En una de las curvas la velocidad tomó ventaja y Salomé Jaramillo, de pelo castaño y ojos cafés, se fue al piso. A Betsy el mundo se le detuvo.

Primera caída

El 28 de marzo de 2012 los médicos del Hospital General de Medellín fueron testigos del nacimiento de una bebé que medía igual que la mano de un adulto abierta. “A pesar de que el embarazo fue complicado, solo hasta después de nacer nos dimos cuenta que la bebé venía con una discapacidad”, cuenta la madre.

Los primeros años de la pedalista estuvieron pasados por el quirófano. Además de ser portadora del síndrome de Down, la pequeña llegó al mundo con complicaciones cardíacas que la obligaban a ser sometida a una cirugía de corazón abierto.

Salomé tenía cuatro meses y ya debía enfrentar una carrera contra la muerte.

Por la complejidad del procedimiento y por el riesgo que representaba la anestesia para esa bebé, los especialistas aconsejaron a la familia que se despidieran.

“Nadie apostaba por ella, nos decían que no iba a resistir. Pero lo hizo, se levantó”, recuerda Sandra Agudelo, tía de la corredora que en Santa Fe de Antioquia se encontraba en el piso.

Levantarse y volver a caer

Desde la tribuna la familia veía que la portadora del uniforme rosado trataba de levantarse. Entonces Betsy se tranquilizó. Recordó que la vida de su hija ha estado llena de altibajos.

Dos años después de salir triunfadora de la cirugía apareció un nuevo reto: el reumatismo, enfermedad que provoca inflamación, degeneración y alteraciones de los tejidos que forman los músculos y los tendones.

La familia notó que la rodilla de la bicicrosista estaba inflamada. Perdió la movilidad en su pierna derecha.

Luz Dina Blandos, tutora de Salomé desde los nueve meses, cuenta que “esa fue una prueba muy dura. Pero buscamos en el arte y el deporte alternativas para que superara esa enfermedad”.

Desde entonces alterna su tiempo con la natación, el baile, el patinaje y su último reto: el BMX.

Los entrenadores pronosticaron que la “10” tardaría dos años en aprender a montar bicileta sin ningún tipo de ayuda, pero lo logró en dos meses.

El triunfo

En la pista de Santa Fe había expectativa por la deportista que se encontraba en el piso.

En la tribuna vieron que se

levantó, sacudió el polvo de su uniforme y empezó a pedalear de nuevo. En el occidente antioqueño corearon su nombre.

Cruzó la meta con los ojos llenos de lágrimas. Era la última en llegar. Abrazó a su mamá y le dijo: “gané”….

 

 

Leer la noticia completa

Fuente: www.elcolombiano.com
 


 

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Francisco Rodríguez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 1&1 que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.