Mesón Campeones, el bar sevillano de los “supercapacitados”

Es el único inclusivo de la capital andaluza en el que la mayor parte de su personal tiene alguna discapacidad intelectual. El proyecto nació en 2019 y fue una iniciativa de la Asociación AspanriDown, que favorece la inclusión laboral de estas personas.

Uno de los camareros con Síndrome de Down
CEDIDA A NIUS

Sevilla es una ciudad con tantísimos bares que podemos encontrarnos incluso con algunos tan curiosos como el Mesón Campeones. Este no es un bar cualquiera, pero tampoco es que sea de esos locales exclusivos, sino todo lo contrario. Aquí los que atienden y sirven los platos son personas que no tienen las mismas oportunidades que otras para acceder al mundo laboral. La acción social que hay detrás y que visibiliza este establecimiento forma parte de su especial esencia.

Esta es la gran apuesta del único bar sevillano más inclusivo con este colectivo de “supercapacitados”, como los califican algunos clientes que han dejado su reseña tras disfrutar de una experiencia “atípica, diferente y original” entre la amplísima oferta gastronómica de la capital andaluza. En NIUS hemos querido conocer a fondo este proyecto hablando con algunos de sus protagonistas.

 

Una iniciativa más para dar empleo a discapacitados

Hay que remontarse a 1979 para descubrir la historia que hay detrás del mesón. Ese año, un grupo de padres y madres con hijos e hijas con discapacidad intelectual decidieron crear una asociación para reivindicar sus derechos de integración en la sociedad. “Se propusieron el objetivo común de atender a las personas discapacitadas”, explica Amelia, miembro de la Asociación Aspanri AspanriDown y responsable del local.

Nueve años después, ante la necesidad de encontrar aún más puestos laborales, optaron por la hostelería. Así nació Mesón Campeones, en 2019, tras la compra del actual local. “En las empresas públicas y privadas no dan muchas oportunidades de trabajo a personas con discapacidad intelectual”, lamenta la responsable.
 
Reconoce que para este proyecto necesitaban, por tanto, alguien que quisiera “abrir su mente y su corazón porque al principio es duro acostumbrarlos a la dinámica del bar”. Después del esfuerzo e incluso de toparse con el año de la pandemia, ERTES de por medio, tras darles cursos de hostelería a los chicos y chicas que actualmente trabajan, el negocio va “muy bien”.
 

Felipe se quedó “flipando al ver sus capacidades”

Actualmente trabajan en el Mesón Campeones unos 16 discapacitados, junto a otras cuatro personas como Felipe, uno de los encargados, que cuenta a NIUS que había trabajado mucho tiempo en hostelería, pero nunca con personas discapacitadas y que nada más llegar al mesón se quedó “flipando al ver sus capacidades”. Destaca la “cercanía con el cliente” que muestran y admite estar “enamorado de ellos”, por lo que recomienda a otros probar retos como este.

Otros compañeros como él se encargan de supervisar, dentro y fuera de barra, que el trabajo lo desarrollan adecuadamente. Además de organizar las tareas que deben realizar los camareros: unos llevan las comandas, otros sirven las mesas del salón y otros las que hay en los veladores. “A cocina entran menos, pero también tenemos un pinche”, señala.

 

Pensaban que tendrían más dificultades

Amelia nos reconoce que, al principio, pensaban que tendrían más dificultades para cumplir con algunas labores como tomar nota a los clientes: “Creíamos que no iban a ser capaces de utilizar la máquina para las comandas, pero en menos de un año lo lograron. También que no iban a estar en cocina y este es otro logro. Además de poder bajar por las escaleras con la bandeja para servir en la calle, que podía suponer un obstáculo”.

Pero no lo es para camareros con discapacidad como Fernando, quien cuenta a NIUS que lo que más le gusta es “hablar con el cliente y hacer que se sienta a gusto”. Aunque también destaca que lo mejor de su trabajo es que todos se ayudan cuando tienen dudas o lo necesitan. Este compañerismo es igualmente importante para Antonio, otro trabajador del local.

Esa buena sintonía entre ellos se ve reflejada en el buen servicio que dan a los clientes, que acuden por primera vez con mucha curiosidad a este mesón. Unos comensales califican en Google Maps el trato que reciben como “inmejorable” o “inigualable”, otros expresan su opinión sobre unos camareros “atentos, simpáticos, divertidos” y muchos se sorprenden por lo bien que son atendidos en un lugar “muy especial”.

_DSC8652
 

“Pueden trabajar en cualquier bar”

Detrás de cada uno de los empleados del bar hay un gran apoyo del equipo de AspanriDown. “Tenemos técnicos de orientación social, profesores de educación especial y otros profesionales que trabajan con ellos en comportamiento, conducta, relaciones con los demás…”, apunta Amelia, quien afirma con seguridad que “pueden trabajar en cualquier bar”, después de ver cómo se desenvuelven en el Mesón Campeones.

En AspanriDown cuentan con un servicio de inserción laboral precisamente porque el fin último que tienen es que estas personas discapacitadas “se coloquen en el empleo ordinario”….

 

Leer la noticia completa

Fuente:  www.niusdiario.es  (Iván  Sevilla)
 


 

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Francisco Rodríguez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 1&1 que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.