Niño con síndrome de down pasó 8 días debajo de alcantarilla hasta que transeúntes escucharon que gemía

El infante cayó a una tubería de desagüe y fue arrastrado 23 metros hasta que fue encontrado por una persona.

El niño estuvo atrapado en la alcantarilla.
Créditos: Deutsche Welle

Joe es un niño de ocho años de edad que vivió toda una odisea en Alemania quien era buscado luego de permanecer por ocho días atrapado dentro de una alcantarilla por donde a diario pasaban los transeúntes en Oldenburg, una ciudad independiente del estado de Baja Sajonia.

Gracias a que una persona que caminaba por la zona, escuchó como un ligero gemido de llanto salía de la tapa de la alcantarilla, por lo que de inmediato llamó a la policía. Al llegar al lugar, los uniformados auxiliaron a Joe y se dieron cuenta que se trataba del niño que buscaban, del que se creía había sido víctima de un homicidio.

La policía informó que el niño de ocho años de edad estaba ileso físicamente y solo presentaba un cuadro de hipotermia, dijo un portavoz de la institución a la agencia AFP. Joe, quien tiene una discapacidad mental, había desaparecido el pasado 17 de junio.

Desde dicha fecha, la policía buscaba y pidió ayuda a los vecinos del chico, apoyar a encontrarlo ya que asumían que podía estar escondido al pensar que se trataba de un juego. A través de perros rastreadores, drones y helicópteros, la búsqueda se intensificó para encontrar al menor de edad.

La policía crea brigada especial de homicidios
Sin tener éxito, la policía entonces creó una brigada especial de homicidios ya que no descartaba que el caso se tratara de un violento crimen, debido a que los reportes de la indagatoria, revelaron que Joe había sido visto en compañía de un hombre desconocido.

Tras encontrar con vida a Joe, la policía indicó que la investigación reveló que el niño cayó dentro de un tubo de drenaje mientras jugaba, una vez dentro, el menor fue arrastrado por un desagüe hasta el alcantarillado de aguas pluviales.

alemania

La policía creó una brigada especial de homicidios. Foto: Pixabay

El tubo donde el niño cayó tiene un diámetro de 100 centímetros y por ese estrecho agujero, Joe comenzó su odisea hasta que por fin fue encontrado cuando lloraba con las pocas fuerzas que el quedaban tras pasar varios días de ayuno….

 

Leer la noticia completa

Fuente: heraldodemexico.com.mx (Rodrigo Mendoza González)
 


 

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Francisco Rodríguez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 1&1 que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.