Problemas auditivos, una de las complicaciones asociadas al síndrome de Down

Los niños con síndrome de Down (también llamado trisomía 21) enfrentan un riesgo mucho mayor de malformaciones del sistema auditivo e infecciones crónicas del oído que pueden causar pérdida de la audición. Conozca más detalles y posibles soluciones.

¿Por qué hacer un artículo especial sobre este tema?

En 2011, la Academia Estadounidense de Pediatría publicó guías de práctica de atención médica para niños con la alteración genética conocida como síndrome de Down que incluían el monitoreo de la pérdida de audición. Las pautas recomiendan evaluaciones auditivas cada seis meses hasta la edad escolar, y luego anualmente durante la infancia. 

Pueden ser necesarias o recomendarse evaluaciones más frecuentes si se obtienen resultados anormales o si surgen inquietudes sobre la audición¹. Las pautas se establecieron ya que los niños con síndrome de Down tienen un mayor riesgo de pérdida de audición, en comparación con aquellos que no presentan con esta condición.

¿Por qué se presentan problemas auditivos en la población con síndrome de Down?

La estructura anatómica del oído de los niños con síndrome de Down tiene características que pueden predisponerlos a tener deficiencias auditivas. Son más propensos a la pérdida de audición conductiva secundaria, al impacto del cerumen y a las patologías del oído medio, que incluyen, entre otras, derrame del oído medio, otitis media aguda y perforaciones del tímpano². Por eso es importante realizar con ellos un monitoreo para detectar una posible pérdida de audición y realizar a tiempo el diagnóstico de pérdida auditiva, si es del caso.

Se ha informado sobre otitis media con derrame en hasta el 93% de los niños con síndrome de Down³. Sin embargo, investigaciones anteriores indican que las intervenciones quirúrgicas para el tratamiento de la pérdida de audición conductiva pueden no ser tan exitosas en esta población⁴.

Características de la pérdida auditiva en niños con síndrome de Down

El grado de pérdida auditiva en niños con síndrome de Down varía, pero incluso los casos leves pueden tener consecuencias graves en la percepción del habla, la adquisición del lenguaje y la interacción social.

Al igual que en los niños con un desarrollo normal, la pérdida de audición se asocia con resultados de lenguaje deficientes y puede afectar el desarrollo a largo plazo. 

La identificación de la pérdida de audición y el conocimiento de sus implicaciones en los niños con síndrome de Down es fundamental, ya que pueden sufrir efectos perjudiciales adicionales en las capacidades cognitivas, como un peor desempeño en la imitación de oraciones, la comprensión del lenguaje, la velocidad del procesamiento de palabras y la sensibilidad a la acústica breve⁵.

¿Cómo identificar la pérdida auditiva en población con síndrome de Down?

Al nacer, todo niño debería ser sometido a una serie de pruebas para comprobar su salud auditiva y el funcionamiento de las diferentes estructuras del oído. Ese se conoce como tamizaje auditivo neonatal. Los niños con trisomía 21 no son una excepción.  

Hay algunos detalles que le pueden hacer sospechar que su hijo tiene problemas de hipoacusia o deficiencias auditivas, como la falta de reacción ante los sonidos o la falta de desarrollo del lenguaje de acuerdo con su edad.

¿Cómo identificar la pérdida auditiva en población con síndrome de Down?

Las soluciones de conducción ósea se pueden implementar en una etapa temprana de la vida ayudando a los niños con síndrome de Down a tener un mejor acceso a la audición. 

El tratamiento temprano de la pérdida auditiva es vital para estimular el desarrollo cognitivo de los niños con síndrome de Down, especialmente en el período preescolar. Esto es tan importante porque el desarrollo del lenguaje es una piedra angular de la vida saludable y plena que todos los padres desean para sus hijos.

¿Cómo se le puede ayudar a los niños con síndrome de Down que tienen pérdida auditiva?

Los conductos auditivos estrechos son una condición común con el síndrome de Down, y una preocupación particular son las infecciones recurrentes del oído causadas por la acumulación de líquido en el oído medio. 

Debido a que el Sistema Baha® nunca obstruye el canal auditivo, se permite que la secreción del canal auditivo se seque adecuadamente, lo que reduce la incidencia de infecciones recurrentes de oído. No hay necesidad de un molde que se pueda extraer o perder, o podría causar irritación y dolor a orejas pequeñas, con el Sistema Baha, su hijo obtiene una solución que funciona bien para niños con síndrome de Down.

Tenga en cuenta

La información en este sitio web es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva….

 

Leer la noticia completa

Fuente: todossomosuno.com.mx


 


 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Francisco Rodríguez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  1&1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.