“No jugamos a ser modelos: somos profesionales”. Cómo funciona la agencia inclusiva que llevó a las pasarelas a decenas de personas con discapacidad

Somos Diversity es una escuela y agencia que forma a personas con discapacidades visuales, físicas e intelectuales; su objetivo es derribar estereotipos y que puedan tener una salida laboral en la industria de la moda.

Dos modelos de la agencia durante un desfile de modas.

“¿Por qué yo no puedo ser modelo?”, le preguntó un día Luján, una niña de 12 años con síndrome de Down, a su psicomotricista, Magdalena Ventura. Su inquietud despertó en la profesional otros interrogantes, entre ellos, cuáles son los motivos por los cuales una persona con discapacidad no suele imaginarse como modelo.

Durante su adolescencia, Magdalena había tenido un paso fugaz por el mundo del modelaje, hasta que se dio cuenta de que le resultaba demasiado “frívolo y superfluo”. Sin embargo, la certeza de que esa experiencia “desmotivante” no tenía por qué ser igual para todos, junto con aquella pregunta que le hizo Luján, despertaron en ella una idea. Así empezó a gestar Somos Diversity, un proyecto que nació hace cinco años como un taller de arte y moda en la provincia de Entre Ríos, de la que Magdalena es oriunda, y que en 2021 tomó forma de agencia y escuela de modelos con dos sedes: una en la ciudad de Buenos Aires y otra en la de ciudad de Córdoba.

“Durante la pandemia me quedé sin trabajo y fue entonces cuando tuve la oportunidad de pensar un proyecto sin antecedentes en el país: la primera agencia y escuela de modelos inclusiva. Para casi el 100% de nuestros alumnos, este fue su primer acercamiento a la moda o a un trabajo en esta industria”, asegura Magdalena.

En 2023, 55 alumnos con discapacidad completaron sus estudios en Somos Diversity.
En 2023, 55 alumnos con discapacidad completaron sus estudios en Somos Diversity.

 

Para lograrlo, Magdalena cuenta que los desafíos que enfrentan a diario son muchos: desde encontrar pasarelas adaptadas para personas usuarias de sillas de ruedas, hasta conseguir que quienes tienen cualquier tipo de discapacidad sean “tomados en serio” en un mundo donde se siguen privilegiando los estereotipos asociados a la “belleza hegemónica”.

“Me parecía inalcanzable”

Martina tiene 34 años y una discapacidad motriz. Conoció Somos Diversity en 2022. “Lo que más me llamó la atención fue encontrarme con personas iguales a mí, porque la moda siempre me pareció algo inalcanzable para alguien en silla de ruedas”, dice la joven, que vive en CABA. “Ahí me di cuenta de que era algo que sí se podía hacer, pero que no se veía a menudo”, sigue.

Martina llegó a la agencia dos años atrás y lo que más la asombró fue darse cuenta de que las personas en silla de ruedas también pueden modelar
Martina llegó a la agencia dos años atrás y lo que más la asombró fue darse cuenta de que las personas en silla de ruedas también pueden modelar

Hasta ese momento, ella trabajaba como asesora en temas de discapacidad en la Legislatura porteña y como profesora de idiomas. Gracias a la agencia decidió, además, capacitarse y participar de desfiles y producciones de fotos para marcas.

En Somos Diversity hay modelos con discapacidades visuales, físicas e intelectuales. “Nosotros no jugamos a ser modelos, en cada producción damos el 100% y más si es necesario. Nuestro trabajo es parte de una industria y un mercado con un estereotipo muy marcado de la modelo rubia, de ojos claros y sin ninguna discapacidad. Suele ser difícil cambiar esa mirada, pero es clave que lo hagamos”, afirma Martina.

 

“Era un ambiente muy frívolo”

Magdalena estudió psicomotricidad y se especializó en neurorrehabilitación y estimulación temprana. Además, estudió danzaterapia y actuación. Pero mucho antes de eso, su vida profesional arrancó modelando. “No tengo ninguna discapacidad pero mi experiencia fue muy decepcionante. Siendo delgada solían pedirme que baje de peso en cada agencia a la que iba. Era un ambiente muy frívolo y difícil de sobrellevar sin el apoyo de tu familia, que por suerte yo tuve”, aclara Magdalena, quien actualmente vive en CABA.

Cuando decidió comenzar con Somos Diversity, los objetivos eran dos: abrir las puertas de la moda para las personas con discapacidad y que nadie más pasara por las sensaciones que ella vivió en carne propia. “Tenemos la escuela para formar a los estudiantes y la agencia para buscarles oportunidades laborales. Además, como somos una fundación, recaudamos fondos para que los que no pueden pagar los costos sean becados”, explica.

Magdalena junto a una de las modelos de la agencia en una producción de fotos
Magdalena junto a una de las modelos de la agencia en una producción de fotos

 

Los cupos de alumnos son reducidos en ambas sedes y las clases que dictan, y que consisten en talleres sobre modelaje y arte en general, tienen la particularidad de ser terapéuticas. “En el equipo tenemos tanto profesionales de la salud, desde psicólogos hasta terapistas ocupacionales, como artistas, ambos necesarios para poder sostener el espacio”, explica Magdalena. Y asegura que encontrar fotógrafos para sumar al equipo, no fue sencillo: “Es difícil encontrar personas que no saquen siempre el mismo plano de una persona en silla de ruedas, por ejemplo”. Aún así, al staff de la agencia llegaron profesionales como Cristian, un fotógrafo que, al igual que varios modelos, usa silla de ruedas.

Además de ser la inspiración de Somos Diversity, Luján, que hoy tiene 16 años, fue una de las primeras alumnas de Magdalena cuando el proyecto comenzó en Entre Ríos. Entonces se trataba de un taller virtual donde se impartían conocimientos muy generales de modelaje. En 2021, la iniciativa se volvió presencial, se trasladó a Córdoba y más adelante a CABA, donde Magdalena volvió a encontrarse con Luján y la sumó formalmente como modelo a la agencia.

Luján preparándose para una sesión de fotos. Gracias a ella y a su propia experiencia, Magdalena decidió crear la agencia.
Luján preparándose para una sesión de fotos. Gracias a ella y a su propia experiencia, Magdalena decidió crear la agencia.

 

En ese espacio, varios estudiantes con síndrome de Down empezaron a proyectar la posibilidad de vivir del modelaje, algo que sueñan a futuro. Todo esto en un contexto en que el 85% de estas personas está fuera del mercado laboral, según un informe de la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (Asdra). Por otro lado, el 66% no cuenta con formación para tener un trabajo y el 93% de quienes sí tuvieron alguna capacitación, luego no acceden a uno. En ese sentido, para Somos Diversity el plan siempre fue “capacitar a los estudiantes pero también a las empresas para que se formen e incorporen la diversidad”.

 

“Todavía hay muchas barreras”

La primera vez que Rocío Torres, que tiene una agenesia en la mano izquierda (una amputación de nacimiento), se subió a una pasarela fue en 2021. Con anterioridad, había hecho fotos gracias a un casting que aclaraba que “no buscaba hegemonía”. Ese año, por intermedio de un grupo de chicas que estaban organizando un desfile inclusivo como parte de su tesis para la facultad, desfiló por primera vez.

Por eso, cuando ella se acercó para ser parte de la sede cordobesa de Somos Diversity, ya tenía algo de experiencia. Sin embargo, nunca le habían hecho una propuesta como esa. Además, se sumó como parte del equipo de relaciones públicas de la agencia. “Creo que todos los que nos acercamos a este lugar llegamos porque nos gusta mostrarnos a pesar de nuestra discapacidad”, asegura Rocío, de 32 años.

Desde ese momento, tuvo varias reuniones con marcas que, al momento de pedirles una remuneración a cambio del trabajo de los modelos, se negaban o se bajaban del evento. “Hay una barrera que los hace creer que las personas con discapacidad no somos tan profesionales como cualquier otra y ven lo que hacemos como una cuestión lúdica, cuando nuestra formación es bastante completa”, sostiene. Agrega que para algunas instituciones gubernamentales y marcas, sumar a personas con discapacidad “es considerado como hacer caridad”.

Cuando Rocío, que tiene una agenesia en la mano izquierda (una amputación de nacimiento), se acercó para ser parte de la sede cordobesa de Somos Diversity, ya tenía algo de experiencia como modelo.
Cuando Rocío, que tiene una agenesia en la mano izquierda (una amputación de nacimiento), se acercó para ser parte de la sede cordobesa de Somos Diversity, ya tenía algo de experiencia como modelo.Agustin Spinelli

 

Nos volvemos los ‘pobrecitos’ en lugar de los profesionales. Creen que nos están haciendo un favor y no hay que hacer caridad para ser inclusivos: es la inserción laboral lo que nosotros buscamos. Se trata de confiar en que podemos ocupar estos espacios”, señala la joven.

Aunque los integrantes de la agencia coinciden en que actualmente hay una mayor diversidad en el mundo del modelaje, todavía existen muchas barreras. En un desfile, por ejemplo, Martina tuvo que cambiarse enfrente de todos porque no había un lugar adaptado para su silla de ruedas donde pudiera hacerlo…..

 

Leer la noticia completa…

Fuente: www.lanacion.com.ar (Ana Paula Quiroga)

 


 


 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Francisco Rodríguez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 1&1 que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.